Estoy con el portátil en mi casa, y me doy cuenta de que vivo rodeado de ruido, una de las cosas que más valoro cuando estoy de vacaciones, es dejar de oír ese zumbido constante que tengo en los oído.

Te bajas del coche, apagas el motor y de repente nada……….al principio pone hasta nervioso, pero pasados 5 minutos se convierte en una bendición, no oyes a los vecinos discutir, no oyes la canica del niño de arriba, no oyes como baja por la escalera hecho un animalito.

Algunos de mis amigos, echan de menos el ruido cuando vienen al campo, y no son capaces de dormir si no tienen el Run Run, de la tele o del Ipod. Personalmente adoro el silencio, porque el silencio te permite escuchar aquellas cosas que normalmente te pierdes, como crujen los árboles con el viento, como pian los pájaros, las pisadas de alguien acercándose y mi preferido, la lluvia, me encanta oír como llueve.

¿y a vosotros?

Anuncios