Seguramente habréis pillado por el titulo del blog que me gusta este avión, pues sí, me atrae el concepto, y me parece una idea buenísima, después de años y años remando cada uno por su lado, los tres grandes “consumidores” de aviones de combate de E.E.U.U, (U.S Air Force, U.S Navy, U.S Marines), y la Royal Navy británica, decidieron aunar esfuerzos y emitir un pliego de condiciones para lo que sería llamado el “contrato del siglo”
Tras muchísimas propuestas las dos finalistas fueron Boeing, que tras varias absorciones millonarias, se presentaba como orgulloso fabricante de bombarderos como el B-52 Stratofortress, B-1B Lancer, B-2 Spirit, y de cazas como los famosos F-15 Strike Eagle, F-18 Hornet y Av-8B Harrier II Plus , y el considerado el mejor contratista militar del mundo Lockheed Martin, fabricante de los invisibles F-22 Raptor y F-117 NightHawk.
La verdad es que las dos propuestas eran para el aficionado a la aviación, muy atractivas, quizás el modelo de Boeing parecía a los ojos de un aficionado, un poco por que no decirlo feo. Pero como para gustos hay poseso. aqui tenéis las fotos de los dos aviones, el de la izquierda es el de Boeing.

Finalmente se decidió adjudicar el contrato al modelo presentado por Lockheed Martin
Para quien quiera ver como son los entresijos de un contrato de este tipo, le aconsejo que vea el documental de National Geographic, “La Batalla Comercial por los Aviones de Guerra”

Anuncios